Aprendizaje en las TICS


En un mundo cambiante, en el que las tecnologías abarcan cada vez más todos nuestros entornos, (social, laboral, familiar) en el que la información se mueve a gran velocidad, y la globalizaciòn ha permitido una cercanía nunca antes imaginada entre personas alrededor del mundo, la educación no se queda atrás. Tenemos que recordar que en este siglo nada es fijo, y todo evoluciona, los estudiantes cambian, las aulas cambian y las relaciones sociales lo hacen también. Viendo este ambiente evolucionista la tecnología debe integrarse directamente con la educación para adaptarse y mejorar los procesos de aprendizaje.

Es normal que para un niño de 14 años un libro le sea aburrido en este momento, porque son estudiantes sobre-estimulados en su entorno por todas estas nuevas experiencias como: las imágenes a todo color, el cine los efectos especiales, las animaciones, los juegos, los sonidos, la interacción, el entretenimiento… La educación se debería adaptar a todos estos nuevos aspectos de nuestras vidas. Teniendo en cuenta esto, las TICS revolucionan la típica clase académica a convertirla en la experiencia innovadora en la que cada uno de los niños no solo se remiten a cumplir con las tareas, talleres y trabajos, sino que recuerdan el taller o el trabajo porque a partir de todos estos medios tecnológicos tienen mayor recuperación y memorias de lo que vivieron.
Simplemente porque se divirtieron, interactuaron, y se situaron con un nuevo entorno que les permite entender a la clase como un desarrollo subjetivo. Es decir, a través de las TICS los estudiantes encuentran lo que en una clase convencional no hallan: significancia.

Esto como docentes, nos hace reflexionar sobre las herramientas y las propuestas que se ponen en juego a la hora de la clase. ¿El estudiante realmente aprende con nuestro método de enseñanza? ¿Mejoraría mi clase al implementar las TICS? A la respuesta diría que si, la reacción de los estudiantes a los medios tecnológicos es siempre positiva, ya que siempre encuentran en ellos una exigencia social para aprenderlo, explorarlo. Se exigen a si mismos en la especialización con ellos, porque entienden que a través de la tecnología hay un mundo de posibilidades abiertas, accesibles y gratuitas que no solo mejora un conocimiento o competencia sino que en el mundo de hoy los hace sentir más preparados ante las nuevas exigencias de la tecnología y la Internet.

Cabe recordar también a quienes emprenden la aventura, de que así como el mundo ha abierto unas posibilidades nunca antes vistas, la Internet y la tecnología presenta imperfectos, y no me refiero a los artificiales sino más bien errores humanos. Por eso además de reconocer la importancia de la amistad entre tecnología y educación, hay que tener en cuenta que a los estudiantes hay que conscientizarlos que la Internet y la tecnología como herramientas humanas dependen del modo en que sean usadas, unos valores y anclajes firmes para aquellos en los entornos virtuales y de comunicación les permitirá no solo entrar al nuevo mundo a profundidad sino con seguridad.

Anuncios